logo

Análisis de una posición del manuscrito “de Da Vinci”

La interesante posición comentada en el artículo del manuscrito, analizada por Raymond Keene en su artículo de The Times , es la siguiente:

Diagrama inicialKeene comenta que ha sustituido por un caballo blanco la pieza blanca que estaría en d1, que era un peón en la imagen del libro.

Actualización octubre 2017: ocho años después me he enterado de que todo lo que sigue, escrito por Keene en su artículo, ¡era falso! De hecho, puso casi todo al revés… Gracias al siempre amable periodista, historiador e investigador José Antonio Garzón por hacérmelo saber.

Resumiendo: los peones sí podían estar en la primera fila, el rey y la dama están cambiados y no hay un jaque mate tan largo, sino uno en 2 jugadas.

Comenta que, si los peones no podían moverse entonces hacia atrás, la posición era imposible, por lo que el autor de los dibujos se equivocó al reproducir la imagen. Situar un caballo en d1 no cambia en nada el resultado del problema, por lo que parece un argumento razonable.

Posición actual

Por otro lado, existe un problema: dado que no todas las posiciones del libro pertenecen a la forma moderna del juego, ¿puede esta posición jugarse con las reglas actuales?

Las nuevas reglas – implantadas alrededor del año 1475, seguramente en Valencia – adoptaban el movimiento actual de la dama (que entonces no existía) y los alfiles: se podían mover por la diagonal todas las casillas que fueran posibles, no sólo una o dos casillas. Los peones coronaban igual que ahora y el movimiento del rey pasó a ser el actual.

Como la dama (reina) fue la principal beneficiada, al poderse mover por diagonales, filas y columnas, esta modalidad de ajedrez pasó a llamarse “la rabiosa” (como una dama enfadada).

Pues bien, como Keene comenta, dicha posición de ajedrez puede jugarse con las reglas actuales: a la manera rabiosa. Comenta que la solución completa es increíble y que la persona que la creó fue un genio del ajedrez.

Aunque no cita la solución, estoy plenamente de acuerdo con él, puesto que ilustra de manera muy didáctica las ventajas de la nueva modalidad: el movimiento largo de dama y alfiles, además de la coronación y el movimiento del rey.

¿Quieres que lo veamos? Esta sería la solución:

inicialsmall

Para comenzar hay que advertir que el rey negro está en jaque. Esto no es una tontería, ya que ilustra desde el principio la nueva capacidad de movimiento del alfil, que con las reglas anteriores no habría amenazado al rey negro.

inicial_color_small

Las negras deben jugar en esta posición la jugada 1… Td5, que es la más resistente. La siguiente imagen contiene la solución completa del problema, a la derecha, y empieza a mostrar las nuevas virtudes de las piezas de forma muy gráfica y didáctica.

var1asmall

En esta variante la dama hace gala de sus nuevos poderes, atacando al rey negro por una diagonal larga.
A partir de ahora veremos varios ejemplos de esto en las variantes y la solución final completa.

He aquí otro ejemplo tomado de la primera variante:

var1bsmall

La dama blanca puede mover desde su casilla d4 hasta a1 (en diagonal), dando a su vez un jaque largo (vertical de varias casillas) por la columna.

La siguiente imagen representa el fin de la primera variante:

var1matesmall

La dama blanca hace jaque mate al rey negro, ya que le controla la casilla actual (b7) y las marcadas en color verde. Esto es, muestra su capacidad de control por columnas y diagonales.

Esto no sería posible sin el apoyo de la torre (en amarillo), con su movimiento habitual en línea recta (regla que no cambiaba) y el control ejercido desde la lejanía – casillas rojas – por el alfil marcado en amarillo, que vigila las restantes casillas de escape del rey negro (b8 y c7).

¡Un ejemplo muy claro!

La línea principal 1…Td5 2.Ta3+! (el alfil blanco de h2 queda liberado de su encierro) 2…Axa3 (movimiento largo del alfil) nos lleva a esta posición:

jugada2negrasmall

Para demostrar el poder de los alfiles las blancas hacen ahora una jugada muy fuerte (la que Keene comentaba), ¡dejando incluso coronar al peón negro con jaque!, y pudiendo pedir una nueva dama.

Así se muestra también cómo un peón puede convertirse en dama al llegar a la última fila y dar un jaque largo al rey blanco.

Las blancas continuaron capturando la dama negra en e5, un ejemplo que muestra que un alfil puede capturar a toda una señora dama:

jugada3blancasmall

La posición ilustra muy bien el poder de los alfiles conjuntados con la dama. Observemos que la torre negra de d5 (en rojo) no se puede mover – está clavada – porque el rey negro quedaría en jaque por el alfil blanco de e4.

Ahora la dama blanca amenaza el jaque mate en la casilla del fondo (b8) con el apoyo de su alfil. Este mate se puede apreciar también en una variante, cambiando la primera jugada (1…Dd5+ en vez de 1…Td5):

var2matesmall

En la línea principal las negras aprovechan para coronar su peón en f1, pidiendo una nueva dama:

jugada3negrasmall

El rey blanco está en jaque y lo evita capturando la torre y “ocultando” a sus alfiles…

jugada4blancasmall

Sin embargo, el rey blanco amenaza ahora, al moverse a una de las dos casillas marcadas en verde, un jaque a la descubierta, al dejar al descubierto el alfil inferior (el de e4). Este alfil amenazaría al rey negro a través de la diagonal roja, otro movimiento largo de alfil.

Un mate a la descubierta con una jugada de rey podría haberse producido en otra de las variantes en la jugada 3, de esta forma:

var3matesmall

El rey blanco estaba en la casilla blanca que está justo encima de él (d5).

Así se compara pues, el movimiento del rey (corto) con el del alfil (largo, por la diagonal verde). ¡Muy didáctico!

Volvamos a la línea principal.Tras una jugada negra cualquiera (5…Cd6 he escogido), las blancas ejecutan su amenaza con 6.Re6+:

jugada5blancasmall

Jaque con el alfil blanco. Si el caballo lo captura la dama blanca bajaría a b8 y, en colaboración con el Ae5, ejecutaría el jaque mate que hemos visto en el primer diagrama de la parte 3.

Las negras suben el rey con 6…Ra7 y el autor vuelve a mostrar el poderío de los alfiles conjuntados:

jugada6blancasmall

El alfil en amarillo le hace jaque al rey a través de otra diagonal larga. Mientras la dama negra no puede hacer nada para evitar lo que viene…

Tras un par de jugadas podemos ver el jaque mate final… ejecutado con dama y alfil, ¡cómo no!

matefinalsmall

En resumen: una sublime composición de muestra de la nueva potencia de la dama, los alfiles y el peón (al coronar y pedir otra dama). Para quiénes no manejaban con destreza las nuevas reglas del juego tuvo que ser un manual fantástico de aprendizaje.

La composición y su solución tienen la precisión de un matemático – como Luca Pacioli – y el genio inspirador de alguien como Leonardo da Vinci. Si éste último puede que supiera jugar al ajedrez… ¿podría haberlo compuesto él?

¡Quién sabe!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar