logo

Manuscrito de ajedrez ilustrado por Leonardo da Vinci (mayo 2008)

Al fin parece haberse encontrado el manuscrito más buscado del Renacimiento, De ludo scacchorum (“Sobre el juego del ajedrez”) para el cuál Leonardo da Vinci podría haber realizado algunas ilustraciones.

http://ajedrezescolar.es/wp-content/uploads/2009/03/coroninismall.jpg

(Foto AP /Cortesía de la Fundación Coronini Cronberg, HO)

El “redescubrimiento” de este códice de 48 páginas habría tenido lugar en diciembre de 2006. Habría sido adquirido en la década de 1960 y figuraba entre la gran cantidad de libros medievales de la biblioteca de la Fundación Coronini Cronberg de Gorizia, (Venecia.

Aunque la noticia ya fuera publicada por la BBC en febrero, no fue hasta mediados de marzo cuando fue difundida la primera imagen. Más tarde, en abril, el Diario de León publicó – en exclusiva – las imágenes de una página cedida por la Fundación Coronini Cronberg.
Muy interesante y didáctico es también el análisis de una de las posiciones del libro, que menciona Raymond Keene en su artículo de The Times, y que vamos a desarrollar en el enlace superior.

 

Artículo del diario de León: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Obra de Luca Pacioli y perdido durante 500 años, es el códice más buscado del Renacimiento

Diario de León publica en primicia una página cedida por la Fundación Coronini Cromberg

Miguel Ángel Nepomuceno; lunes, 21 de abril de 2008

codice

Leonardo Da Vinci siempre es noticia sin tener que recurrir a Dan Brown para que nos descifre claves ignotas que ni él mismo cree. La soberbia exposición Leonardo Da Vinci.

Hombre, inventor, genio es una prueba de ello. Lástima que en tan rica muestra no se haya incluido algunas de las 42 páginas de las que consta el recién descubierto códice italiano más importante del Renacimiento sobre el juego ciencia, De ludo scacchorum overo la Schifanoia , del fraile franciscano y amigo de Leonardo da Vinci, Luca Pacioli, descubierto en diciembre de 2006 en la biblioteca de la Fundación Coronini Cromberg de Gorizia, (Venecia).

Si hubiera sido así, el público habría contemplado una de las más desconocidas facetas del genial pintor: su destreza para el juego del ajedrez y sus cuidados dibujos de las piezas para ilustrar las 114 posiciones diagramadas que primorosamente iluminan el códice y de las que ahora Diario de León publica como primicia una selección cedida por la prestigiosa institución.

Historia de un hallazgo

Todo comenzó cuando el historiador italiano Duillo Contin solicitó permiso a la prestigiosa fundación Coronini Cromberg de Gorizia para poder trabajar sobre Piero della Francesca (1416-1492) y Luca Pacioli en su profusa y bien surtida biblioteca medieval que custodia más de 22.000 volúmenes.

Durante el transcurso de la investigación el profesor fue advertido por la doctora Serenella Ferrari Benedetti, coordinadora de la Fundación, de la existencia de un manuscrito anónimo que desde hacía tiempo había llamado la atención de los estudiosos.

Duillo Contin se puso de inmediato a trabajar sobre el atractivo manuscrito haciendo un profundo estudio paleográfico asistido por el mayor experto italiano en Pacioli el profesor de la Universidad de Perugia Enzo Mattesini, descubriendo que se trataba del tratado de ajedrez más buscado del Renacimiento: De ludo scacchorum o Schifanoia del fraile franciscano Luca Pacioli, amigo de Leonardo quien le ilustró varias de sus obras entre ellas su trabajo más alabado, La Divina Proporción.

Imagen National Geographic(Foto AP /Cortesía de la Fundación Coronini Cronberg, HO)

Aunque el manuscrito está dedicado a la princesa Isabel d’Este sin embargo, y a pesar de la ingente profusión de estudios sobre la obras de Pacioli y Leonardo, no se conocía al autor de los dibujos correspondientes a las piezas que acompañan a los diagramas, aunque por la fecha en que fue escrito, circa 1499, Leonardo trabajaba con su amigo Luca Pacioli en Mantua como huésped de la condesa d’Este y de su esposo Francisco Gonzaga, tras huir de Milán que había sido invadida por las tropas de Luis XII de Francia.

Según el arquitecto italiano Franco Rocco, Leonardo era un experto jugador de ajedrez aunque no existe documento que lo confirme.

Muy al contrario Pacioli que sí era un reputado jugador como testimonian sus coetáneos y por algunas de las difíciles y complicadas posiciones de los diagramas de su libro recién descubierto.

Imagen cedida por Coronini(Foto AP /Cortesía de la Fundación Coronini Cronberg, HO)

Un códice único en la historia: dibujos de piezas en vez de iniciales

De las 114 posiciones incluidas en él, 26 de ellas siguen las reglas del ajedrez moderno, también llamado a la rabiosa o de la dama, es decir las piezas se mueven como lo hacen en la actualidad, con el enroque incluido, mientras que los otros 88 juegos restantes siguen las reglas del ajedrez viejo o medieval, donde no existe el enroque y el rey podía moverse saltando incluso por encima de otra pieza pero sin poder capturarla.

18 de estos diagramas presentan posiciones dobles, es decir dos partidas en cada diagrama y se pueden resolver estos problemas de mate haciendo primero una lectura del libro de forma natural y la otra volteándolo.

La prestigiosa Fundación Coronini Cromberg, en vista del importante hallazgo guardado en su biblioteca, pidió a varios especialistas italianos y europeos un estudio detallado de la obra, análisis del texto y de las figuras mediante un estudio comparativo con otras obras de Pacioli y Leonardo.

Entre los destacados investigadores figuran los profesores Enzo Mattesini, de la Universidad de Perugia y experto en Pacioli, Attilo Bartoli, paleógrafo, Alexandro Sanvito, historiador, el arquitecto Franco Rocco, la profesora Serenilla Ferrari Benedetti, bibliotecaria y coordinadote de la Fundación, que puso sobre la pista del manuscrito al profesor Duilio Conti, y al historiador Diego Delia, entre otros.

Por su parte la Fundación Coronini encargó al arquitecto Franco Rocco que reprodujera un juego de piezas de ajedrez a partir de los dibujos del manuscrito.

Tras un año de estudio comparando los dibujos de las piezas del libro con el trazo de otros esbozos y apuntes de Leonardo, Rocco llegó a la conclusión de que el manuscrito de De ludo scacchorum había sido ilustrado por Leonardo como otras obras en colaboración que había dibujado para el fraile matemático Pacioli.

«Los indicios recogidos (sobre la autoría de Da Vinci) son tantos que no dejan lugar a dudas», indicó el arquitecto».



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar