logo

Sumario de las investigaciones del ajedrez en la educación (1)

Si hay un documento que haya sido verdaderamente relevante sobre este tema ése ha sido “Chess in Education Research Summary” (1995), escrito por Robert Ferguson, quien recopiló para su tesis (o eso tengo entendido) las principales investigaciones llevadas a cabo sobre este tema.

Partiendo de la investigación pionera llevada a cabo en 1925 por Djakow, Petrowski y Rudik sobre Grandes Maestros de la época, hace un buen repaso a los principales estudios realizados hasta llegar casi hasta nuestros días. Sin duda, un documento fundamental para quien quiera sumergirse en este mundo, ya sea como interesado, como investigador o como simple curioso.

audio_150_150

Introducción y comentario crítico sobre la versión panameña (mp3)

Respecto al texto – en castellano, traducción personal – debo aclarar una cosa: el artículo original de Ferguson sólo ha recibido (hasta ahora, que yo conozca) una traducción completa al castellano. Dicha traducción, que puede verse en aquí (docx, los demás enlaces están caídos) fue llevada a cabo por la Comisión de Ajedrez Didáctico de la Fundación Rotaria de Panamá.

Bueno… sólo quisiera matizar dos cosas.

1) La primera es que hay en realidad varios tipos de castellano, cuyos términos varían según el país o incluso zonas concretas. Así, el castellano del artículo citado podrá ser familiar para un latinoamericano, pero puede parecerle ciertamente extraño a un español, por ejemplo.

2) En segundo lugar – ¡y creo que es algo más que mi opinión! – parece que dicha traducción no ha sido correcta en algunos aspectos, llegando a distorsionar – en algunos puntos de forma palpable – algunos contenidos del original.

Uno de estos ejemplos, es el siguiente: en la página 40 se cita “El ajedrez encierra todos los tipos de fortalezas”, cuando estos términos quedan fuera de contexto, al no referenciar en absoluto ese contexto. Es decir, no se relaciona ni con:

a) la rama de la semiótica, ni las modalidades,

b) la psicología cognitiva o a la Programación Neurolingüística,

c) las llamadas modalidades de fuerza (aun apreciándose cierta similitud), lo cual nos lleva finalmente a los canales sensoriales y a los más nombrados estilos de aprendizaje.

Las notas sobre esta importante acepción figuran en la citada página del texto como Nota de traductor (N.T.).

Quizá el ejemplo más grave es mencionar la palabra semiprohibida “demostrar” (“[el experimento]… demostró que…en lugar de “[el experimento]… mostró que…” u otras similares).

Con estos comentarios no se pretende poner en evidencia la traducción panameña, realizada con la mejor de las intenciones, sin duda alguna. Sí que pretende ponerse en evidencia la actitud – y nada más que esto – de quienes se han hecho eco de ella sin apenas ojearla, asignándole por defecto el veredicto de “inocente” y fiel al original.

Cito, como no podía ser menos, las palabras de Ferguson:

Como el pensamiento crítico es crucial en todos los aspectos de la vida, es imperativo difundir los efectos de este estudio y poner en práctica un programa de ajedrez en las escuelas.”

Pues bien, quienes han difundido en sus páginas tal traducción, sin detenerse tan siquiera a mirarla por encima, han hecho precisamente lo contrario a lo que Ferguson deseaba.

Del mismo modo la mítica Troya no se habría podido descubrir si Heinrich Schliemann no hubiera estudiado griego antiguo y traducido él mismo su propia versión de la Ilíada de Homero para acercarse en la mayor medida posible a las palabras originales del poeta supuestamente ciego (Homero). Y hoy, probablemente, seguiríamos sin saber si existió y si los troyanos sólo tienen que ver con nuestros malogrados ordenadores.

Es decir, Schliemann realizó un ejercicio de crítica muy sencillo: ¿las traducciones actuales [hablamos del siglo XIX] de la obra de Homero son correctas y fiables? Y, como cualquier traducción – nunca idéntica al 100% al original por la diferencia idiomática conceptual, cuando no por la interpretación o los mismos conocimientos técnicos del traductor – advirtió que, evidentemente, ¡ni de lejos!

Aquí ha sucedido algo similar. Al no haberse parado prácticamente nadie a realizar un breve ejercicio de pensamiento crítico, planteándose que la traducción panameña podía no ser tan fiel al original de Ferguson – ¡máxime teniendo en cuenta la diferente terminología del castellano latinoamericano y el propio castellano español! – ha sucedido lo siguiente:

1) La gran mayoría de webs de ajedrez en castellano se han hecho eco de la versión castellana del Sumario de Investigaciones de Ferguson. Es normal, porque estamos hablando de un documento muy importante sobre el tema “ajedrez-educación” (si no el que más). Es el recopilatorio “clásico”, digamos… y además viene de maravilla para algunos factores de posicionamiento web.

2) Los errores, al no modificarse la versión, han permanecido, si es que no se han multiplicado con las subsiguientes citas de tercera mano. Este es uno de los mayores peligros de la no-verificación de las traducciones.

3) Quien ha leído el texto en castellano buscando conocer más a fondo las supuestas virtudes del ajedrez pero, a diferencia del público en general, SI conocía la terminología técnica estadística, los vocablos habituales en los estudios, los tests y demás, ¡se ha llevado consigo una impresión absolutamente contraria a la deseada!

Esta impresión (hasta donde yo sé por diversos testimonios, y parte creo que es entendible) es la de un documento poco científico (la palabra “demostrar” está fuera de lugar, y eso no pasa desapercibido), poco riguroso y parcial (los términos favorables hacia el ajedrez y sus virtudes predominan claramente sobre los desfavorables, sin apenas argumentos científicos).

Sólo advirtiendo en primera persona a los interesados que deberían hacer un esfuerzo con el inglés y facilitándoles al tiempo la versión original se conseguía paliar (parcialmente) este efecto indeseado

4) Con todo ello quizá no hayamos hecho más que tirar piedras sobre nuestro propio tejado. Si tanto se habla del pensamiento lógico y el pensamiento crítico de los ajedrecistas¿por qué prácticamente ninguno de nosotros lo ha empleado en este entorno tan familiar?

Por todo esto aquí ofrecemos esta versión, que podrá ser mejor o peor, pero trata de conservar la idea original de Ferguson de la forma más literal posible.

Para redactarla he consultado documentación de diversos tipos y me he puesto en contacto con numerosas personas de los ámbitos ajedrecístico y educativo, algunas de las cuales incluso han realizado algunos de los estudios mencionados por Ferguson.

Por supuesto, puede haber errores en esta nueva versión, para eso soy humano… :) Sólo resta reconocerlos, subsanarlos, unificar criterios y exponer un documento crítico que, por fin, pueda servir como “versión en castellano” de la eminente obra de Ferguson.

Hay que añadir, eso sí – al César lo que es del César -, que algunos pies de página añadidos por los traductores panameños son de suma utilidad y, por ello, son conservados.

Gracias por su atención, reciban un cordial saludo

Jorge Barón

baronjorge@gmail.com

http://ajedrezescolar.es

ABREVIATURAS

[N.T.]: Nota del traductor. Se trata de una nota introducida por mí (Jorge), como traductor, puesto que volví a traducir el documento original de Ferguson, comparándolo con la versión vigente en castellano. Puede introducir un comentario de traducción aclaratorio, información más extensa sobre cierto tema o persona, notas útiles de la versión panameña, etc.

[N.R.]: Nota del redactor. Expresa una opinión más personal (Jorge), aunque al final creo que muchas de ellas figuran camufladas bajo [N.T.] :)

Los superíndices (1 2 3…) marcan reseñas que pueden verse al final del documento.

chess_in_education_ferguson

Sumario de las investigaciones del ajedrez en la educación (primera parte)

Dr. Robert Ferguson, Jr.
Director Ejecutivo de la American Chess School

Artículo (recopilación):  Chess in Education Research Summary

audio_mp3_smallEscucha la primera parte (mp3)

Históricamente el ajedrez ha sido utilizado como una herramienta de investigación por multitud de psicólogos.

Alfred Binet, que en 1893 investigó la memoria en jugadores “a la ciega”, fue uno de los primeros psicólogos en utilizar el ajedrez para estudiar la memoria (Hearst, p. 22, 1969).

[N.T.: Estudios publicados en Psychologie des Grands Calculateurs et Joeurs d’Échecs (Paris, Genève: Slatkin, 1894).

La Wikipedia menciona sobre estos estudios de Binet lo siguiente [ligeramente modificado]:

En 1894 Binet dirigió uno de los primeros estudios psicológicos cuyo tema central giraba en torno al ajedrez. Su objetivo era investigar las facultades cognitivas de los maestros de ajedrez. Binet hipotetizó que la habilidad para jugar al ajedrez viene determinada por las cualidades fenomenológicas de la memoria visual pero, tras comprobar los resultados de las pruebas, llegó a la conclusión de que la memoria no es más que otra parte de todo el fenómeno cognitivo que interviene en el desarrollo de la partida.

Las pruebas consistían en privar a los jugadores de visión durante toda la partida, obligándoles a jugar de memoria [o ajedrez a la ciega, véase el siguiente comentario]. Binet descubrió que los jugadores amateur, e incluso los de nivel intermedio, encontraron imposible la tarea. Sin embargo, los jugadores expertos no tenían problemas para jugar en estas circunstancias.

[Esto menciona Wikipedia, pero lo cierto es que algunos tipos de problemas sí que hay… Un torneo famoso porque los Grandes Maestros juegan en él partidas a la ciega es el de Wijk aan Zee, ¡donde no pocas veces se han visto errores notables!]

A pesar de ello, se percató de que para ser un gran ajedrecista hacía falta experiencia, imaginación y memorias de tipo abstracto y concreto. [Esta es otra forma de clasificar la memoria.]

La línea de investigación psicológica sobre el ajedrez que inició fue retomada más adelante por otros autores como Reuben Fine (década de 1950) o Adriaan de Groot (década de 1960).]

[N.T.: El ajedrez a la ciega es una modalidad en la que uno o los dos jugadores juegan al ajedrez sin ver el tablero. Esto generalmente se hace de espaldas al contrincante y requiere una capacidad mental superior a lo normal,sobre todo cuando se está jugando contra varias personas a la vez (simultáneas).]

Sigmund Freud fue el primer psicoanalista en mencionar el juego del ajedrez, cuando en 1913 estableció que los pasos requeridos para dominar el ajedrez eran como el aprendizaje de las técnicas psicoanalíticas.

En 1925 Djakow, Petrowski y Rudik estudiaron a Grandes Maestros para determinar los factores subyacentes al talento ajedrecístico.

[N.T.: estudio realizado durante el torneo de Moscú de 1925 y publicado en Psychologie des Schachspiels (Psicología de los jugadores de ajedrez), Berlín y Leipzig, Walter de Gruyter & Co., en 1927).]

Estos investigadores determinaron que el alto rendimiento en el ajedrez está cimentado sobre:

– una memoria visual excepcional,
– poder combinativo,
– velocidad de cálculo,
capacidad de concentración y
pensamiento lógico.

Varios [investigadores] han sentido que el ajedrez no sólo exige estas características, sino que también las desarrolla.

John Artise, en Chess and Education (Ajedrez y educación), declara: “Los estímulos visuales tienden a mejorar la memoria más que cualquier otro estímulo;… El ajedrez es, definitivamente, un excelente ejercitador de la memoria, cuyos efectos son transferibles a otras materias donde la memoria es necesaria.”

Los siguientes estudios ofrecen algunas sólidas evidencias para sostener las afirmaciones de Artise y otros.

El estudio Zaire, Chess and Aptitudes (Ajedrez y Aptitudes) fue conducido por el Dr. Albert Frank en la Escuela Uni-Protestante (ahora Escuela Lisanga), en Kisangani, Zaire. El experimento fue llevado a cabo durante el año escolar 1973-74.

Fueron seleccionados noventa y dos (92) estudiantes, con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años, del cuarto año de la clase de humanidades y distribuidos de forma aleatoria en dos grupos (uno experimental y otro de control), cada uno con 46 estudiantes.

A todos los estudiantes se les entregó una batería de test que incluía el test de Habilidades Mentales Primarias (PMA), en la adaptación francesa, el Test de Aptitud Diferencial (DAT), la Batería de Tests de Aptitudes Generales (GATB) y el test de Rohrschach.

Los tests les fueron administrados a todos los estudiantes antes y después del año escolar, excepto el Test de Aptitud Diferencial, que fue administrado al comienzo del año escolar y el Test de Rohrschach, que fue entregado sólo después del año escolar. Al final del primer semestre fueron realizados tests parciales.

Al grupo experimental le fue impartido un curso de ajedrez obligatorio de dos horas semanales con [la posibilidad de] juego opcional después de clase y durante las vacaciones.

La intención del estudio era confirmar dos hipótesis sobre el efecto de varias aptitudes sobre la habilidad ajedrecística y también sobre la influencia del aprendizaje del ajedrez sobre el incremento de determinadas habilidades.

Frank quería averiguar si la capacidad para aprender ajedrez es una función de la:

a) aptitud espacial,
b) velocidad perceptiva,
c) razonamiento,
d) creatividad, o
e) inteligencia general.

Jugar bien al ajedrez debería involucrar, ciertamente, un alto nivel de una o más de estas habilidades.

En segundo lugar, Frank se preguntaba si el aprendizaje del ajedrez podía influenciar el desarrollo de uno o más de los cinco tipos [de habilidades] citados arriba.

¿Hasta qué punto jugar al ajedrez contribuye al desarrollo de ciertas habilidades? Si pudiese ser probado que lo hace, entonces la introducción del ajedrez en los programas de las escuelas secundarias debería ser recomendado, tal y como ya había sido el caso en varios países.

Estas hipótesis no habían sido tema de ningún estudio experimental hasta aquel momento.

Continúa en la segunda parte


save



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar