logo

¿Ajedrez en la escuela? Poniendo el dedo en la llaga (1)

¿Ajedrez en la escuela? ¿Sí? ¿No? ¿Por qué? ¿Sería posible bajo ciertas condiciones?

En el siguiente artículo vamos a realizar algo de “crítica” al respecto. La cuestión – hablamos del horario escolar – suscita bastante polémica, y esta posibilidad tiene tanto “fervientes creyentes” como “fervientes detractores”. Tales términos sólo muestran la radicalización de las posturas…

Escucha esta entrada (mp3)

Probablemente – suponiendo que pudieran – ni unos ni otros tendrían suficientes argumentos como para adoptar la solución más razonable (ni yo tampoco, claro está). Pero, por desgracia, muchas veces ni siquiera se expresan argumentos; sólo descalificaciones.

Y todo ello sin saber lo que dice “el lado oscuro” (quienes piensan lo contrario). Así, pues, la solución podría no estar ni en una orilla ni en la otra, sino en medio del río. ¡Pero debe haber alguien que se arriesgue a coger una barca desde cualquiera de las dos orillas!

En las cuestiones que a uno le interesan – y si se trata de educación, pedagogía, etc. podríamos hablar de “algo que puede interesar a mucha gente” – sobre las que debe/ría tomarse una decisión, es absolutamente vital ver las dos caras de la moneda. Hay que intentar ser objetivo y pensar críticamente; analizando las ventajas, claro, pero también los inconvenientes; y tratando de valorarlos en la mejor medida posible.

Entre los diferentes estudios, documentos, artículos de prensa, entrevistas y vídeos que he podido recopilar sobre temas relacionados con lo que se expone en esta web, he encontrado de vez en cuando algunos párrafos que me han llamado mucho la atención.

El artículo que viene a continuación contiene unos cuantos de esos párrafos. Forman parte del texto original escrito por el doctor Grigori Tomski, precursor del juego intelectual y creativo denominado JIPTO (Juego Intelectual de Persecución) y Presidente de la FIDJIP (Federación Internacional del Sistema JIP). Si alguien no conoce este juego le recomiendo, antes de nada, seguir el enlace mencionado arriba, para así saber de qué va la cosa.

El texto original (en francés) puede encontrarse aquí .

Los puntos que toca Tomski en este texto son los siguientes:

El juego del Ajedrez y la Educación (introducción).

1) El juego del ajedrez en la ex-Unión Soviética (URSS).

2) El retrato psicológico del maestro de ajedrez.

3) El papel de la edad de comienzo (para jugar al ajedrez).

4) El juego del ajedrez como soporte pedagógico.

5) Las tentativas de introducción del Ajedrez en la escuela.

Aunque todas las secciones son muy interesantes, las dos últimas son las que nos van a ocupar, en su mayor parte, esta entrada. En mi opinión muestran diferentes puntos de vista objetivos, recalcando ventajas e inconvenientes, que pueden ser muy útiles.

Tales puntos de vista están basados mayoritariamente en la práctica, estudios, ánalisis, etc. y adjuntan también algo que para mí tiene mayor valor: ¡preguntas sin respuesta!

Aún a riesgo de perdernos de vez en cuando :) , empezaremos cerca de la mitad del tercer punto. Debo recordar que en la parte de educación se habla a veces del sistema educativo francés, ligeramente diferente del español (en su nomenclatura, más que otra cosa).

Bien, pues allá va:

Igor Sukhin, en la introducción de su libro Ajedrez para los niños (1994) describe las dificultades de adaptación de los niños a las actividades escolares.

libro_sukhin

Un niño de la primera clase (es decir, de la clase preparatoria) debe someterse a las reglas de la vida escolar, debe saberse controlar, concentrarse en el estudio, ser disciplinado y organizado. Un alumno debe estar iniciado en los razonamientos lógicos, debe saber observar y memorizar. Sukhin subraya que los niños pasivos que no son iniciados en las actividades intelectuales, y a quienes no les gusta reflexionar, manifiestan grandes dificultades de adaptación a la escuela primaria.

Después de estas observaciones, Sukhin expone su argumentación sobre la importancia de la iniciación precoz al Ajedrez: “Y aquí, el Ajedrez puede venir en su ayuda como una varita mágica, parece estar creado especialmente para la preparación de los niños en la escuela. La actividad lúdica favorece mucho el desarrollo de procesos psíquicos y de la voluntad […]

El Ajedrez desarrolla las facultades de reflexión del niño que comienza a manipular las representaciones. La experiencia lúdica permite comprender mejor a los otros, ayuda a prever sus acciones futuras y a tenerlas en cuenta para la elección de sus propias acciones. El juego forma los sentimientos del niño, sus cualidades morales…”.

Apuntemos que el JIPTO ha sido creado especialmente sobre principios educativos – en particular, para la preparación de los niños a la escuela -, mientras que el Ajedrez ha sido modificado esporádicamente durante siglos, principalmente con el objetivo de hacerlo más interesante para los jugadores. El JIPTO suscita el interés lúdico por la diversidad de sus versiones y por la gran posibilidad de su adaptación para todos los gustos.

Continúa en la parte 2



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar