logo

¿Ajedrez en la escuela? Poniendo el dedo en la llaga (2)

Continuamos con la segunda parte de este artículo, donde Igor Sukhin expone las observaciones realizadas durante su dilatada experiencia:

“El Ajedrez no es más que un juego que procura a los chicos mucha alegría y placer, pero [a la vez] es un medio eficaz para su desarrollo intelectual.

Escucha esta entrada (mp3)


El proceso de iniciación al Ajedrez favorece la facultad de la orientación sobre un plan (lo cual es muy importante para la escuela) y el desarrollo de las actividades analítica y de síntesis, facultades de reflexión, de razonamiento, de conclusión, enseña al niño a memorizar, comparar, generalizar, prever los resultados de sus actividades, contribuye a la formación de cualidades útiles como la perseverancia, la atención, la autonomía, la paciencia, la flexibilidad, la concentración, la creatividad, etc.

Por esto es necesario comenzar la iniciación a este sabio juego lo más pronto posible; por supuesto, de forma accesible para el niño. Vygotski recalcaba que el aprendizaje debe avanzar con un paso el desarrollo, hacerle progresar.”

Se pueden aplicar estos argumentos al juego de Damas, más adaptado para la iniciación precoz, y al JIPTO.

Sukhin propone, sin embargo, comenzar el aprendizaje del ajedrez a partir de los 3 años:

“Un niño de tres años es ya una persona con su mundo interior particular, sus costumbres, sus deseos, que se afirma obstinadamente y defiende su autonomía. Controla el habla, conoce más de 1000 palabras, anda muy bien, sabe hacer muchas cosas, realiza innumerables preguntas, demuestra viva curiosidad por su entorno…

El niño, por primera vez, se siente como una personalidad, se separa de los adultos. En adelante quiere “ser como un adulto”, pero no puede.”

Libro_Sukhin_2

Pero la iniciación de todos los niños al deporte intelectual a partir de 3 años es imposible, lo que Sukhin reconoce en los términos siguientes:

“A los tres años la atención del niño está bastante desarrollada, pero es todavía inestable. No se concentra más de 10-15 minutos, incluso sobre una actividad extremadamente apasionante.”

Debido a esto la iniciación al Ajedrez exige muchos esfuerzos y lleva mucho tiempo. Sukhin dice que “las lecciones deben apasionar al niño”, “si queremos que el niño asimile bien cualquier cosa, debemos introducirlo en la actividad de este niño”, es necesario “ayudar pacientemente al niño a comprender la diferencia de fuerza de las diferentes piezas” del Ajedrez:

“Por ejemplo, si nosotros comenzamos el aprendizaje de los niños mayores con la explicación de términos como “fila”, “columna”, “diagonal” y sólo después le “enseñamos” las piezas, para los niños de 3 años es bastante complicado… es mejor mostrarles en primer lugar las piezas de ajedrez y mostrar los “caminos” sobre el tablero, durante el estudio de las posibilidades de cada una de las piezas…

Nosotros aconsejamos acompañar la lectura con un cuento didáctico, por su representación [simbólica].

Muchos niños tienen juguetes: Neznaïka, Bouratino, Pertouchka [en otros países, con otros nombres]. Utilizadlos para la lectura-representación del cuento y veréis cómo aumenta el interés de los niños por las lecciones de Ajedrez.”

Continúa en la parte 3



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar