logo

Ponencia genial de ajedrez educativo para niños desde Uruguay (3)

Continuamos con la tercera parte de la ponencia de Esteban Jaureguizar, quien desarrolla parte de su labor educativa enseñando a jugar al ajedrez a niños del Centro Educativo Vaz Ferreira (Uruguay).

En esta ocasión se muestra de forma muy clara el modelo de pensamiento ajedrecístico como ejemplo de proceso de toma de decisiones basado en la comparación de los futuros escenarios posibles (o los que pensamos nosotros que son posibles).

Posteriormente se muestra un ejemplo de decisión correcta: a partir del recuerdo de un patrón que, por analogía con ciertas características de la posición, vemos que podría darse en las próximas jugadas, «reestructuramos» los diferentes factores para intentar producir una línea concreta.

Más adelante se recuerda una vez más que el pensamiento inductivo-deductivo ayuda muchas veces, pero no siempre es recomendable filtrar la información menos «lógica«. Así, pues, debería estar disponible la llama que enciende el fuego creativo: nuestra famosa pregunta ¿y si…?

audio_150_150

Puedes escuchar esta tercera parte:

Ponencia genial de ajedrez educativo para niños desde Uruguay (3) (formato mp3)

Uruguay

Es interesante observar entonces que un diseño curricular pueda promover situaciones diversas en las que se pongan en juego todas estas cuestiones de manera simultánea.

Y, de una manera casi natural, nos hemos acercado a lo más específico del pensamiento ajedrecístico, el cual está básicamente constituido por:

1) una primera percepción de la situación en el tablero, que nos permitirá atrapar los detalles más significativos de la misma;

2) una consideración de las posibles jugadas que me permitan mejorar mi situación o dirigirme hacia algún objetivo concreto;

3) la selección final de una jugada, basado en la comparación de los escenarios posibles que me plantean las alternativas preseleccionadas.

Evidentemente, el modelo de pensamiento tiene una fuerte composición heurística, ya que no voy a contemplar las infinitas posibilidades que se presentan a partir de la posición actual, sino sólo aquellas que mi percepción me presente como más razonables. Y, cómo decíamos antes, la percepción es el producto de la interacción de mis esquemas interpretativos con la realidad.

Esta forma de pensamiento, de base inductiva – deductiva, es evidentemente de extrema utilidad para la resolución de la mayoría de los problemas, especialmente los de rutina, o los que se nos presentan más a menudo, ya que es un método que permite ahorrar grandes dosis de energía y suele proveer soluciones fiables.

Incluso en situaciones bastante más complejas como la que se presenta a continuación, este método de pensamiento puede iluminarnos hacia la solución del problema.

diag_15

Resulta bastante evidente que las blancas, a quienes les corresponde mover, se encuentran asediando al rey negro. Pero no parece tan sencillo encontrar, excepto para quienes estén ya avezados en la práctica ajedrecística, una continuación que garantice el triunfo.

Pero si pensamos a partir de los heurísticos conocidos, podemos “ver” mentalmente una configuraciónobjetivo sugerida desde la posición inicial, que podría ser la siguiente.

diag_16

Hemos hecho entonces una inducción estructural de la posición, que nos permite orientar nuestro pensamiento en función de cómo debemos reestructurar los elementos que la componen a fin de promover la aparición de ese nuevo y pretendido escenario.

Así, entendemos que primero nuestro alfil de h6 obstruye la acción de la torre sobre h7, y que el no interviene en l imagen final, así que podemos analizar la posibilidad de “sacrificarlo” en g7, dando jaque al rey negro.

diag_17El nuevo escenario planteado tras el sacrificio del alfil es aún más favorable que el anterior, y ya se vislumbra la posibilidad de capturar en g6 tanto con la dama como con el alfil, poniendo todas nuestras piezas en contacto con h7.

Pero existe una mejor alternativa, que es la de realizar todos nuestros movimientos con jaque sobre el rey negro, quitándole a este bando posibilidades defensivas.

Y aquí surge la idea concluyente, que nace del segundo sacrificio: ¡2.Txh7 jaque!

diag_18Ante la forzada 2… Rxh7, la dama puede capturar en g6 con jaque, con el apoyo de su alfil desde d3, lo que deja al negro con las únicas y perdedoras opciones de retirar su rey hacia h8 ó g8, con lo cual debe permitir la triunfal llegada de la dama hacia su casilla objetivo: h7.

Elemento de “atención”: Observar la acción de la torre desde la columna f, que corta la retirada del rey. Si esta pieza estuviera en otra columna, toda la combinación sería errónea.

Todo el modelo que hemos construido hasta aquí, tiene sentido en tanto en cuanto promueve la construcción de esquemas cada vez más complejos que permiten al niño ir elaborando tácticas y estrategias cada vez más refinadas, otorgándole cada vez mayor significación a su juego, lo que ofrece mayores posibilidades de disfrute y brinda elementos importantes para permitir la realización de análisis cada vez más abstractos y complejos.

Ahora bien: esta forma de pensamiento de tipo inductivo-deductivo no siempre es el camino más corto ni más seguro hacia la solución más eficaz de una situación dada.

Este tipo de análisis, conocido como convergente, nos lleva generalmente a contemplar las posibilidades más rutinarias, las que se amoldan a determinados conceptos, la que soportan los “filtros” que nuestros esquemas perceptuales imponen a fin de que las demás posibilidades, digamos, las “descabelladas” no emergen hasta nuestro campo visual para no marearnos en una inmensidad de variantes a considerar.

Pero… ¿son esos “filtros” infalibles? La respuesta es, obviamente, rotundamente negativa, ya que de ser así no existiría ni siquiera el menor atisbo de error. Entonces… ¿debemos fiarnos de ellos? Lamentablemente, es muy difícil escapar a la posibilidad práctica de hacerlo. Pero, de cuando en cuando, sobre todo en aquellas situaciones en que la situación apremia y requiere de medidas extraordinarias, hasta es recomendable hacerlo.

Continúa en la parte 4 (última)

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar