logo

Clase creativa: descifrando los símbolos (1)

Hay muchas formas de inspirarse para buscar ideas que den origen a “propuestas creativas”. Una de las más sencillas consiste en fijarse en lo que nos rodea y verlo “con otros ojos”. Otra consiste en buscar entre los recuerdos grabados en nuestro cerebro para encontrar situaciones que se relacionen entre sí (por medio de analogías).

audio_mp3_small

 

Escucha Clase creativa: descifrando los símbolos (1)

¡Los resultados de estas experiencias pueden ser totalmente inesperados! Con frecuencia sucede que uno prepara un tema y acaba encontrándose con algo completamente diferente…

* Nota: personalmente, no me gusta decir “clases”, ni “mandar o tener que hacer deberes”, ni “estudiar”; menos aún mencionar “examen”.

En mi opinión, todas estas palabras tienen una connotación ligera o claramente negativa que deberíamos intentar evitar. Así, podemos ser más positivos y decir “entrenamientos”, o “voy para aprender”, voy a hacer “ejercicios” (para ejercitar o “poner en forma” algo, porque sé que me va a venir bien) y “aprender para saber algo”. De “examen” prefiero no hablar, que me da yuyu… :s

Así, en el entrenamiento de los “peques” – entre 4 años y medio y 7 años – del último día terminamos…

1) “comiendo” pescado japonés crudo – “sushi” –,

2) mientras descifrábamos un enigma relacionado con el ajedrez,

3) en una roca encontrada en mitad de una selva de una gran isla,

4) ¡cuya localización aparecía marcada en un mapa de nuestra ciudad! :O

sushi

¿Puede el rico pescado japonés “sushi” tener un lugar en un entrenamiento de ajedrez? ¡Sí! :D

¡Esto parece imposible! ¿Cómo se puede llegar a semejante mezcla de cosas? :) Pues en seguida lo veremos… ;)

Personalmente creo que ésta puede ser una interesante muestra de aprendizaje interdisciplinar, que puede potenciar la capacidad para establecer relaciones entre diferentes materias y originar la posibilidad de transferencias (mismos métodos transferibles a diferentes materias).

En el “menú del día” – en el que piense lo que piense siempre acabamos comiéndonos primero el postre – entraba algo que puede parecer desafiante:

– realizar un ejercicio de percepción 2D-3D (en dos y tres dimensiones; una copa de beber tiene 3 dimensiones, pero su dibujo sólo 2, por lo que dibujar la forma y el volumen de esa copa en un papel puede no ser sencillo);

relacionarlo con algo que los niños están comenzando ya a usar y seguirán viendo a lo largo de su vida: los símbolos, ya sea en forma de letras (lo que estás leyendo son símbolos) u otros caracteres (aunque no son lo mismo aquí los trataremos por igual: signo de sumar, etc.)

de forma que despierte su interés (¡ésta es la mejor forma de recordar!)

Así, los símbolos tendrían que ver con algo del ajedrez… ¡pero tendrían que averiguar exactamente con qué! Como ya sabemos, una de las mejores formas de crear recuerdos que perduren es “vivir la situación”, utilizando el mayor número de sentidos posibles en el proceso.

Un ejemplo alegre y bonito: si estamos en mitad de un campo de rosas podemos imaginar lo bien que huelen, ver su color rojo intenso, separar los pétalos notando que están calientes porque hace sol e, incluso, si no tenemos cuidado, ¡podemos pincharnos!

El siguiente paso es ver lo que tenemos, reunir ideas y analizarlashacernos preguntas sobre todo. Este es un ejemplo de pensamiento crítico en una situación concreta.

Así, pues, eché mano de uno de mis personajes de ficción favoritos: Indiana Jones. Este aventurero se internaba en la jungla con su bolsa echada al hombro, su sombrero y su látigo para buscar unas antiguas ruinas pertenecientes a una civilización ya extinguida. En el libro guardado en su bolsa figuraban las escasas anotaciones que había podido reunir sobre aquel pueblo…

Indiana Jones

El incansable Indy, con su bolsa, su látigo, su sombrero y – por si acaso – su pistola.

Como uno de los chicos llevaba un mapa de la ciudad en la mano decidimos utilizarlo para “situar” la selva (fíjense que ya no es jungla, más difícil de entender). Así que la idea de utilizar un tablero de ajedrez con sus coordenadas… ejem… ¡bye! :D

Allí encontraron una roca con unos extraños símbolos que, como buenos exploradores, apuntaron en sus cuadernos con pinturas de colores. Obviamente – como cualquier explorador que se precie -, los chicos estaban todo este rato – menos en las anotaciones – de pie y moviéndose. ¡No iban a sentarse, sin más, en mitad de la selva!

* Este detalle es importante, pues no sólo permite tener una mejor visión espacial (del tablero, al jugar una partida, por ejemplo) sino que permite incorporar un elemento vital en el aprendizaje: el cuerpo, mediante lo que se conoce como “estilo de aprendizaje kinestésico”. ¡En un niño esto es muy importante!

Los símbolos eran los siguientes:

Simbolos

Continúa en la segunda parte: Clase creativa: descifrando los símbolos (2)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar