logo

Ajedrez y Síndrome de Down, México (1)

¿Qué tienen en común ciertas “enfermedades” como el Alzheimer, la demencia senil, el autismo, el síndrome de Asperger, el síndrome de Down, el trastorno de déficit de atención por hiperactividad (ADHD), la depresión o la dislexia? Sí, vale… todos ellos son considerados como “alteraciones” en un desarrollo neurológico “estable y normal” de la persona… ¡pero también todos ellos pueden tener en el ajedrez un gran “amigo” para lograr ciertas mejoras en los déficits cognitivos propios de cada caso!

Y eso al mismo tiempo que dichas personas se divierten… ¿No crees que merecería la pena intentarlo, si conocieras a alguien relacionado con el tema ? :)

Escucha Ajedrez y Síndrome de Down, proyecto en México (1)

Primero dediquemos unas líneas a algunas experiencias llevadas a cabo con estas personas…

El gran periodista Leontxo García lleva tiempo exponiendo las virtudes del ajedrez relacionadas con la prevención del Alzheimer citando, entre otras, las investigaciones de las neuropsicólogas españolas Isabel de la Fuente, Alma Bueno y sus colegas, llevadas a cabo en el Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Valencia (España).

El Washington Post ya exponía (2003) que los “juegos mentales” podían triunfar sobre el Alzheimer. Por citar sólo un ejemplo, en la comunidad de Extremadura (España) – así como en muchos otros lugares – ya utilizan el ajedrez para lo que realmente debería ser utilizado: mejorar el rendimiento cognitivo. El nombre del programa no es muy críptico: ¡Ajedrez saludable! :)

Los psicólogos holandeses Karel y Merijn van Delft ya publicaron hace algo más de un año un libro – Developing Chess Talent (Desarrollando el talento ajedrecístico) – de próxima aparición en castellano -, donde contaban sus poco menos que “asombrosas” experiencias con personas con autismo o síndrome de Asperger.

Dicho esto, ¿en qué vamos a centrarnos hoy? En un síndrome identificado por el médico inglés John Langdon Down en el siglo XIX, el cual adquiriría el apellido de éste posteriormente. Hablamos del síndrome de Down.

¿EN QUÉ CONSISTE EL SÍNDROME DE DOWN?

Antes de empezar a hablar del ajedrez y su empleo en relación con las personas con síndrome de Down, debemos conocer de qué se trata: ¡no se puede hablar de un tema sin saber el origen – o lo que se conozca  – de todos los factores que lo integran! :)

La respuesta a esta pregunta nos la ofrece, de forma tremendamente clara, este excelente programa de Ciencia tres14

Es decir:

Genes (información genética) –> segmentos de ADN (cromosomas) –> núcleo de las células –> funciones del cuerpo humano.

1) Cada persona tiene decenas de miles de genes en cada célula , que determinan el crecimiento, desarrollo y el funcionamiento de las células en las que se integran. Son, pues, una parte vital para la evolución de una nueva vida.

2) Los genes se asocian en parejas y residen en cromosomas .

3) Los cromosomas están dentro de nuestras células. De forma natural, disponemos de 46 cromosomas en el núcleo de cada célula de nuestro organismo.

– Las células que pueden dar origen a un futuro ser humano – el espermatozoide y el óvulo – contienen sólo 23 cromosomas, la mitad, para que al fusionarse den origen a una célula con los 46 cromosomas.

– De los 46 cromosomas que tendrá esa primera célula del nuevo organismo, 23 procederán del padre y 23 de la madre.

Esa primera célula, a través de sucesivas divisiones celulares, dará lugar a los millones de células que conformarán los diversos órganos del cuerpo de ese ser humano. Todas ellas tendrán también 46 cromosomas.

Normalmente se encuentran de dos en dos, son como hilos finos y su palabra significa “cuerpo” y “color”… ¿qué son? ¡Los cromosomas! :)                   Créditos: fotografía de slushpup (Flickr), bajo licencia Creative Commons.

4) En ocasiones, debido a una alteración genética, dos cromosomas permanecen unidos en lugar de separarse y:

– o bien el espermatozoide, o bien el óvulo, no aporta 23 cromosomas, sino uno extra (24);

– esto suma 47 cromosomas – en lugar de 46 – y todas las células resultantes tendrán también ese número de cromosomas;

– ¿qué cromosoma tiene uno extra? ¿El número 1, el 2…, el 23? Pues es el número 21, exactamente: hay 3 cromosomas número 21, y no 2, como debería. Por ello también se denomina “trisomía del par 21” para nombrar al síndrome de Down.

Esto no lo sabía Mr. Down; sería descubierto en 1957 por Jerome Lejeune.

* Esta última descripción es válida para el 95 % de casos aproximadamente. Hay casos diferentes, con un trozo del cromosoma 21 adherido a otro, etc.

¿Cuáles son las consecuencias? Como los genes – incluidos dentro de los cromosomas – tienen mucho que ver con el funcionamiento y desarrollo de células y órganos, esta alteración cromosómica provoca:

cierto grado de discapacidad intelectual,

– un aspecto característico,

ciertos problemas de saluddefectos cardíacos (aproximadamente la mitad de los casos), de visión, auditivos, pérdida de memoria… que varían según la persona.


AJEDREZ Y SINDROME DE DOWN: ¿cómo enseñar?

Muy bien, por un lado tenemos lo que “dicta” la genética pero, por otro lado – en un debate que todavía continúa -, se encuentra la pregunta clave: ¿en qué medida influye el entorno en el desarrollo y el comportamiento de una persona?

Entre estos pensamientos surgió el Proyecto Down, con idea de:

– llevar a la práctica no sólo la posibilidad de que gente con síndrome de Down juegue al ajedrez – esto ya se estaba llevando a cabo, si bien de forma un tanto errática e individual (que yo sepa) – sino de

comprobar y elaborar métodos específicos para la enseñanza del ajedrez a estas personas, y

observar y analizar la capacidad de respuesta de estos participantes en un entorno de competición; relajada, ok, pero un torneo a fin de cuentas. Todo ello con cámaras grabando, con una gran cantidad de público, etc. Factores que no invitan a la concentración, precisamente (algo a veces dífícil de conseguir en personas con síndrome de Down).

Una partida de uno de los torneos del Proyecto Down. Sorprende el parecido entre el color de la camisa y las propias piezas… ¿será para despistar? :-D

Los iniciadores de este proyecto, llevado a cabo en México, fueron los integrantes de la Escuela Nacional de Ajedrez (ESNAJ), Escuela fundada por el muy respetado Ingeniero Don Alfonso Ferriz Carrasquedo (fallecido en mayo de 2009) y por sus hijos Alfonso y Rodrigo.

Don Alfonso (padre) – campeón en 8 ocasiones de México D.F., capitán del equipo olímpico mexicano, etc. – decía en la entrevista del enlace un par de cosas interesantes, bastante mencionadas en estas páginas… Vayan como recuerdo :)

1) ¡La imaginación y la creatividad son la base para el éxito en la vida! :) Depende de qué éxito se hable, claro está, pero es difícil no estar de acuerdo con él…

2) La creatividad no es sólo tener ideas originales sobre cualquier cosa, sino el ver un problema desde diferentes puntos de vista, y en eso el ajedrecista recibe un entrenamiento increíblemente valioso.

Para llevar a cabo esta idea, en 2005 – si mi memoria no falla :-D –  se escogió a la Comunidad Down AC en México, establecida en la colonia Lomas de Guadalupe (delegación Alvaro Obregón, Ciudad de México).

El segundo de estos torneos, en el que participaron más de 60 niños con o sin síndrome de Down, tuvo lugar en febrero de 2008. Uno de los artículos periodísticos puede encontrarse aquí: Compiten en torneo de ajedrez 60 niños con síndrome de Down

Un extracto:

México es el primer país promotor y con resultados impactantes en la enseñanza del ajedrez dirigido a personas con Síndrome de Down. Se sabe de casos particulares aislados, y del interés de países como Alemania en implementar un proyecto con semejantes características”.

¡Ojalá que se consiga!

El primer torneo tuvo lugar un año antes, en 2007, y el resultado fue muy positivo. He aquí un vídeo del evento; cabe decir que el guión de la presentadora (en cuanto a lo que respecta al ajedrez) no es muy acertado :P … pero bueno.

(Continuará)

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar