logo

Ajedrez didáctico: enseñando a pensar a través del “Preajedrez” (II)

En la primera parte de la entrevista a Marina Rizzo y Ernesto Juliá intentamos ver lo que podía aportar el ajedrez a padres, a niños y a la educación en general. La última cuestión hablaba de las virtudes “probadas” del ajedrez, así que hoy empezaremos hablando precisamente de eso: de su posible utilidad en la vida, a través del empleo de tales virtudes.

Y, no menos importante, veremos cómo puede aportarles valores a niños de cortas edades, qué métodos pueden emplearse para hacerlo y qué queremos – ¡realmente! – transmitirles. Sí, y también una de las grandes preguntas… ¿a qué edad sería recomendable empezar a practicar el Preajedrez? ¡Escuchemos a alguien que sabe mucho de eso! Le cedo la palabra a Marina Rizzo (y Ernesto)…

Escucha esta entrada

(se recomienda su descarga para escucharla perfectamente, si no se corta un poco)

Pregunta:

¿Cuál o cuáles de ellas [las virtudes] crees que te han sido de mayor utilidad en la vida?

¿Tienes alguna opinión sobre por qué el ajedrez puede permitir mejorar de forma importante el área del lenguaje (vocabulario, sintaxis)? (*)

* Jorge: esta pregunta quedó sin respuesta, pero es una cuestión interesante… ¡así que la he dejado igualmente! 😛

Respuesta:

Ernesto: todas.

Marina: Para mí el ajedrez me ha entrenado en la toma de decisiones en un escenario siempre cambiante. En no buscar la “seguridad”, sino la confianza en mí misma al tomar tal o cual decisión.

También valoro mucho el haber desarrollado más, gracias al ajedrez, el pensamiento lateral y creativo, así como la capacidad de observar y observarme a mí misma como parte del problema, así como de la solución… Y buscar siempre variantes nuevas, crear y creer firmemente en el diseño de nuevas estrategias para cumplir mis sueños.

Y algo más: postergar la gratificación inmediata en pos de objetivos de mediano y largo plazo.

Dejar el premio “para más adelante” – nada de darlo a la primera – es algo fundamental cuando se trabaja con niños. Y no te preocupes, ¡el tiempo acaba llegando! ;-)

Pregunta:

De pequeña no había televisión en tu casa, y te gustaba leer y escuchar música clásica. Lo que hoy entenderíamos como aficiones más bien relajantes… Como has comentado en otras entrevistas, tu carácter, más bien tímido, te acabó llevando hacia juego donde apenas había que hablar: el ajedrez, y su “reino del silencio”.

A lo largo de la Historia se comprueba cómo personajes dados a la introspección y al análisis de situaciones de la vida real terminaron por desarrollar determinados aspectos denominados “creativos”. En una definición quizá algo escasa, tal término – creatividad -, se asocia al Arte, pero numerosos ejemplos muestran a políticos, militares, ingenieros, profesores o gente que te cruzas por la calle aplicando soluciones creativas en situaciones de la vida real. En los estudios de ajedrezcon gráficas realmente espectaculares – se ha medido la creatividad en términos de fluidez, flexibilidad y originalidad…

¿Crees que tales actividades – ligadas a tu Profesorado de Artes Plásticas y ramas pedagógicas no formales en las que te sumergiste – te ayudaron a desarrollar la creatividad e imaginación que ahora expresas en el Preajedrez con los niños?

Respuesta:

Sí, estoy convencida de ello. Aclaro que aquel Profesorado en Artes Plásticas no lo terminé en su momento por cuestiones personales y competitivas (me fui a vivir a Suiza por un año) pero el Arte y la Música que viví de chica en mi entorno familiar, ligado a la lectura de valiosos autores y las formaciones posteriores en Biocreatividad, Coaching y PNL (Programación NeuroLingüística) me influyeron definitivamente en la búsqueda permanente de nuevas maneras de enseñar conceptos profundos que a mí me dio el Ajedrez. La “filosofía del Ajedrez” me nutre como Persona, no sólo como jugadora o docente.

Pregunta:

En tu escuela se aplican novedosas técnicas de aprendizaje, interdisciplinares y creo que muy bien trabajadas desde un punto de vista pedagógico. Tenemos juegos relacionados con aspectos concretos del ajedrez, dibujo y construcción de piezas de ajedrez, teatro o “ajedrez viviente” (en el cuál cada niño actúa como uno de los personajes del ajedrez), títeres… Si la palabra aburrimiento existiera supongo que también sería el nombre de un juego…

Es habitual ver tableros gigantes en las propias clases o en actividades familiares al aire libre. Un ejemplo es el reciente “Día de la Tierra”, en el cual los chicos se sensibilizaron un poquito con el planeta donde viven. Esto, amén de ser divertido y variado para los niños, desarrolla importantes valores éticos.

¿Qué valores morales, tan necesarios hoy día, puede desarrollar un juego como el ajedrez?

Respuesta:

El respeto al compañero de juego, a los compañeros, a los profesores. Solidaridad deportiva, comportamiento deportivo.

Muchos recursos y juegos pedagógicos se dan cita en el Caballito de Palermo. Aquí vemos una muestra, con el uso de un tablero de ajedrez “diferente” en un ambiente rico en colorido.

Pregunta:

La gran variedad de elementos utilizados en la enseñanza del Preajedrez y su dinamismo parecen conseguir despertar el interés de cualquier niño, incluso de aquellos a los que inicialmente no les “gustaba mucho” este juego… (les llevaron los padres a la Escuela de ajedrez).

¿Por qué crees que ocurre esto?

Respuesta:

El ambiente del taller motiva que se manifieste la individualidad y lo grupal. Se crea un clima afectuoso, de alegría y juego y aprendizaje permanente. Y los recursos con los que contamos –y permanentemente renovamos- son muy variados y atienden a los distintos estilos de aprendizaje de los niños, ya sea de manera visual, auditiva o kinestésica, entre otras.

Ernesto: por otro lado, y en líneas generales, el escaqueado del tablero capta inmediatamente la atención. La respuesta que hemos encontrado es que está vinculado a la estética y armonía.

El tablero tiene simetría, resaltada por la forma del cuadrado (la forma perfecta de equilibrio entre cuatro líneas), la alternancia de colores bien definidas en blanco y negro (día y noche) y, a su vez, contenidos todos dentro de otro cuadrado mayor.

Este espacio de juego genera, así, seguridad.

También es importante destacar la fascinación que generan las distintas formas de las piezas, con sus diferentes movimientos.

Aunque echar conjuros no siempre está bien visto :-P, uno puede hacer algunas excepciones :-)

Pregunta:

Muchos padres continúan llevando a niños a actividades del ajedrez, a veces sin preguntarles si les gusta o no… Según mi experiencia, esto ocurre por determinadas creencias – e incluso mitos – que rodean al ajedrez. “Es un juego que aumenta la inteligencia” es una frase muy escuchada. En algunos lugares aún se asocia la imagen de un chico con gafas y “muy listo” (aunque con otras carencias sociales) con el ajedrez.

¿Qué mitos crees que rodean al ajedrez?

Respuesta:

Que es un juego netamente intelectual, muy difícil, aburrido a veces, que se necesita mucha paciencia y el famoso “talento”.

Pregunta:

Vosotros orientáis vuestras clases y juegos a niños con edades comprendidas entre 4 y 12 años.

¿Cuál crees que sería la edad recomendada para que un niño (al que le guste) comience a jugar al ajedrez?

Respuesta:

A partir de los 4 años, con una metodología adecuada. Creemos que sin esto, ningún niño de 4 años puede decidir de antemano si le gusta o no.

Niños preparándose para una partida de ajedrez viviente (supongo). Por favor, todos a sus cuadros…

Pregunta:

¿Cómo organizáis un grupo? ¿Puede haber niños de 5 años y niñas de 9 en el mismo grupo, por ejemplo?

Respuesta:

Los grupos nuestros están estructurados por edades, conocimientos y grados de desarrollo. Por lo general los de 4 y 5 años están juntos.

Pregunta:

Actualmente creo que vuestras clases son de una hora y cuarto. ¿Cuál piensas que es el nivel de tolerancia óptimo de un niño, pongamos de 7 años, para una clase “productiva”?

Respuesta:

En los grupos nuestros se trabaja con una ronda de inicio, desarrollo de la clase a través de distintos recursos, juego libre y ronda de cierre. Entre los recursos figuran: pintar, modelar, escuchar un cuento, ver un tramo de alguna película o vídeo, trabajo en cuadernillo, juegos en tablero gigante, de ingenio u otros de estrategias más simples, etc.

No hablamos de “clase productiva”, más bien de encuentros en los que los chicos disfrutan, aprenden y socializan.

Sí tenemos grupos de alumnos más avanzados, los cuales se centran más en ajedrez. La edad abarca entre 6 y 10 años.

Esta es Marina rodeada de niños, pero no se asusten, me han dicho que allí eso es normal, no pasa nada… :-D

Pregunta:

Por otro lado, siempre hay niños más activos que otros. Hay niños que cuando comienzan una partida de ajedrez parecen sumergidos en otro mundo, muy concentrados, cuando antes eran un mar de idas y venidas. A algunas niñas les sucede al revés: los juegos de preajedrez y similares les encantan, pero el propio ajedrez a veces… buff.

Respuesta:

No hay apuro por presentar el ajedrez como “fin”. El Preajedrez va introduciendo al niño en ciertos hábitos interesantes al encarar situaciones problemáticas. Luego de un tiempo, ellos solos piden jugar al ajedrez con todas las piezas.

Tal vez “discutir” la cuestión de género en ajedrez no sea muy productivo; tal vez debamos llevar el foco de la discusión a generar cada vez más “pensadores sistémicos”, y que cada uno vaya descubriendo distintas formas de pensar.

A nuestro taller llegan muchas niñas y, de hecho, tenemos varios grupos de más nenas que nenes. El tema es muy interesante y amplio: abarca pautas culturales, de género, etc.

En líneas generales, observamos que las niñas no se identifican con el paradigma del “juego de guerra”. Si se lo presenta de esa manera, se dejan afuera a muchas representantes del sexo femenino.

Niños jugando al ajedrez en un taller. Parece cómodo, ¿verdad?

Continúa en la parte 3

 



Deja un comentario

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar