logo

Tocada-movida, canciones de ajedrez para niños (y no tanto)

Ya hemos comentado que el ajedrez no siempre es para gente seria. Si usted cree que puede serlo, plantéese seriamente dejarlo… Evidentemente, hablo de dejar de ser serio, ¿cómo va a dejar el ajedrez? Qué cosas más descabelladas puede llegar a pensar uno… 😛

El vídeo promocional que pasaron por Facebook para el open de Strasbourg 2010 creo que es una buena – y jocosa – muestra, y un grupito de profesores de ajedrez de Buenos Aires que también hacen música (¡y no está nada mal!) es otro ejemplo. Tras el vídeo puede que los ajedrecistas descendamos dos peldaños en la escala de Richter (del 2 al 0; hablo de Kurt Richter, fue un gran jugador de ajedrez que no inventó escala alguna), pero con las canciones subimos cuatro, por lo menos 😀

Al de las gafas no le va a hacer ni gota de gracia la jugada que va a mover “el hombre de negro”

Este grupo de Ajedrez en la Escuela se llama Tocada-movida, como esa regla del ajedrez que todos nos hemos saltado alguna vez, que dice que cuando tocas una pieza debes moverla. Sí… Kasparov incluido, en 1994 y contra la chica húngara de 17 años Judith Polgar, aunque sólo el vídeo mostraría que llegó a soltar la pieza del todo dos décimas de segundo, por lo que debería dejarla donde la había soltado… ¡y esa jugada podía perder! -.

Aquí el tema es parecido: ¡ellos tocan la canción y tú sólo debes moverte! 😉

La carátula del CD de “Tocada movida”

Han grabado un CD con unas cuantas canciones para niños que hablan de las piezas del ajedrez, sobre todo. Son descargablesincluso están las letras – así que no hay excusa. Hay varios géneros musicales y quizá no aparezcan tangos tan brillantes como los de Gardel, pero hay melodías bastante “lindas” (que dicen allí). Algunas no se escuchan bien del todo al descargarlas, pero merecen la pena, ¡créanme! Les habla alguien que nunca ha destacado por su oído musical – ni siquiera sabe si lo tiene – así que ¿por qué no creerle? 😛

Allá van las que más me han gustado:

Los caballos

La dama blanca (¡tangooo!)

Petiso y cabezón (el peón)

A Don Miguel (Najdorf). En honor a esa gran persona, ajedrecista, que se enfrentaba a todo con un genial sentido del humor. Es un pelín triste, pero real como la vida misma.

La esquina de las torres Muy chula, lástima que se entrecorte a veces :-(  Creo que me ha enseñado a poner bien las dichosas torres…

Bueno, y para quien quiera recordar viejos tiempos (o no tanto) les refrescaré la memoria con el post con las escenas de películas relacionadas con el ajedrez, acompañadas de rapsodias. Para mí la recopilación y las composiciones son brillantes, y el “tío” que lo hizo se lo curró mucho. Para el resto del mundo… :-S

Como despedida, y agradeciendo desde ya a este grupo tan entusiasta, tomaré prestadas unas letrillas “a lo argentino”:

Ché, ¡nos vemo’ en el próximo juego! ¡Ciau!

 



Deja un comentario

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar