logo

Material (6): finales de peones y de alfil contra caballo

Corría el año 2000 cuando estaba hojeando el libro Finales de peones, de Rey Ardid. De repente, topé con un concepto nuevo para mí; las “casillas eficaces” (para ganar). Tiempo después nuestros peques manejarían este valiosísimo concepto de los finales de Rey y peón contra Rey, en la forma de la Tremendamente simple “regla de la T”…

Debo decir que, hasta hace poco, me contaba entre los privilegiados que podían tener en sus manos libros de ajedrez que el propio doctor (era catedrático de psiquiatría) Ramón Rey Ardid 1 compró y garabateó. Sus cuidadosas anotaciones en los márgenes revelaban sus dotes analíticas – que siempre me han fascinado – y un elevado grado de… ¡orden!

A riesgo de no explicar aún qué son las casillas eficaces, empezaré poniéndote a prueba, pero desde el modo de combate (duro de pelar, ya te aviso). Así luego podrás comparar con el modo relax de la T, que es el que emplean nuestros chicos y chicas :)

Estudio sobre las casillas eficaces , publicado por Fernando Visier en ABC (26 de enero de 2010)

final peon casillas eficaces“Blancas juegan y hacen tablas.

La defensa debe impedir que el rey del bando fuerte llegue a ocupar alguna de las “casillas eficaces”, asunto que el Dr. Rey Ardid explica con todo detalle en una de sus obras magistrales. En este caso, ¿sabe usted cuáles son las casillas eficaces?

Fechado en 1969, el estudio de A. Mandler que tenemos a la vista no descubre nada que no se supiera cien años antes…”

¿Cómo te ha ido? ¿Bien? ¡Fantástico! Pues sigamos…

dado mejor jugada final rey y peonUna interesante pregunta de la conferencia de Ajedrez y matemáticas, que luego responderemos

Muchas partidas de ajedrez terminan con pocas piezas (peones, torres) en el tablero. ¿Qué tal se te da jugar en esas situaciones? ¿Así, así? ¿Conoces los conceptos son importantes? ¿Crees que podrían llegar a conocerse a fondo, de forma divertida? Tales preguntas parecen simplemente importantes para los entrenadores de ajedrez pero, de hecho, profundizar en los conceptos de forma amena es importantísimo para cualquier docente, ya enseñe matemáticas, lenguaje, ciencias naturales u otra materia.

Primeramente surgen varias preguntas básicas:

1) ¿es importante que las chicas y chicos conozcan finales de ajedrez?

2) ¿van a llegar realmente nuestras chicas y chicos a jugar finales de peones, por ejemplo?

3) ¿sería incluso interesante, desde un punto de vista cognitivo (del aprendizaje), acercarse primero al ajedrez desde los finales de partida, para luego ir de abajo hacia arriba? 2

La respuesta a las preguntas 1 y 2 es afirmativa. Además, cuanto mayor es el nivel de juego de la chica o chico más se suelen ver finales en sus partidas.

gm ram conocimientos esenciales grandes maestros ajedrez ziatdinov¿Empezar primero por los finales para proporcionar un aprendizaje más significativo? Comentamos un poco en las referencias.

Por otro lado, ¿qué finales podrían ser más adecuados para sumergirse en ellos? Recientemente encontré este artículo sobre la probabilidad de verse jugando cualquier tipo de final en una partida de torneo. Aunque siempre hay que cuidar con las estadísticas, los finales de torres se llevan la palma, y los de peones no quedan lejos (una digna séptima posición).

Por tanto, comenzar por Rey y peón contra Rey parece muy lógico. Pero… ¿cómo hablarles de casillas eficaces o críticas a chicas y chicos de 8-13 años? Para quien trabaja con niños y niñas de cortas edades se convierte en vital tratar de hacer de lo complicado algo simple… El primer adjetivo (eficaz) no es habitual en el lenguaje infantil y crítico es un término que normalmente los adultos no empleamos bien, como comentamos de pasada en Por qué los conceptos (actividad, crisis, empatía…) importan .

Una respuesta que conocen muy bien los docentes de matemáticas vendría a ser “no emplees palabras complicadas que describan conceptos abstractos, ¡utiliza algo concreto, algo que se pueda ver, tocar, algo que los niños y niñas puedan hacer ellos mismos!” El físico Richard Feynman era muy de este estilo: siempre necesitaba pensar en – o visualizar – ejemplos concretos. Como verás, la regla de la T habla por sí misma :)

dado mejor jugada final rey y peon regla T inicioLas casillas eficaces, traducidas a algo simple

El resto de detalles – cuándo vale, cuándo se transforma en mini-T, qué pasa al llegar a la séptima fila – los encontrarás en el ejercicio descargable. Es muy simple para las niñas y niños pequeños, pero debo reconocer que entraña un punto complicado ya que, con fines mnemotécnicos… ¡deben pensar varias palabras que terminen en T! :) Ojo, además niño debe pararse y calcular un poquito si llega al palito de la T. Obviamente, en caso de seguir jugando sin pensar no funciona ni T, ni W, ni nada.

Si sigues planteándote lo de la probabilidad, te diré que aquí el dado probablemente superaría – en tasa de aciertos – a la jugada propuesta por un grupo de niños y niñas (digamos que 10 o 15) que no conozcan esta regla maTemática y no tengan un nivel medio-alto de juego. De aquellos con quienes lo probé que compartían tales características acertaron… ninguno.

En realidad, debido a vicios de nuestra mente que son muy observables en chicos y chicas pequeños, estamos ante una probabilidad de elección muy asimétrica, donde subir con el rey a d2 y e2 prácticamente barre lo demás. La regla de la T y un poco de cálculo previo resuelve la cuestión sin género de dudas.

dado mejor jugada final rey y peon regla TEl blanco gana, pues su rey ha llegado al palito superior de la T

Para que, tanto tú como tus chicas y chicos, afinéis el punto de mira en este tipo de finales de peones añado algunos ejercicios que hemos empleado, con buen grado de éxito. Repasan conceptos básicos como la regla del cuadrado, el rey a la sombra del peón y la regla de la T.

finales peones - regla cuadrado

Finales de peones – Regla del cuadrado

finales peones - rey sombra del peon

Rey y peón vs rey – Rey a la sombra del peón

finales peones - regla T

Rey y peón vs rey – Regla de la T

ejercicio final piezas menores y alfil vs caballoPara finalizar, a finales del año pasado un padre me envió un final de partida con piezas menores que su hija jugó contra otra chica del mismo grupo de entrenamiento. Tienes debajo algunas posiciones de este final, que luego se transformó en uno de alfil contra caballo.

Viéndolo por encima me di cuenta de que podía reunir multitud de conceptos muy valiosos en este tipo de finales. ¿Sería cierto? Profundizando – con un módulo de análisis guiado – comprobé que era… bueno… ¡fantástico para trabajar con él! Así que confeccioné un ejercicio con preguntas divertidas y didácticas (creo) y lo utilicé con TODOS los grupos, sin importar nivel, edad, ni signo del zodíaco :D

final alfil caballo - peones color contrario alfil final alfil caballo - parar peon o coronar

Conceptos como situar los peones en casillas de distinto color a las del alfil o solucionar nuestro problema y dejarle el suyo (o jugar por concepto, sin calcular apenas) aparecen arriba

final alfil caballo - no tomar final alfil caballo - intermedia

Inhibir la captura (hábito tremendo en muchos niños y niñas pequeños) es clave en la posición izquierda, mientras que la idea de jugada intermedia se muestra de manera potente en la derecha

Si el final te parece interesante, espera a leer esto: ¡para quienes me pedís que grabe vídeos didácticos decidí empezar a grabarlo y subirlo a Youtube! Huelga decir que te lo recomiendo efusivamente… ;)

PERO ANTES, de verdad y por tu bien, intenta el ejercicio que realizaron sobre él nuestras chicas y chicos (debajo). Reforzarás mucho mejor las ideas previas que tengas, testeándolas y adaptando las que consideres oportunas.

Final piezas menores – alfil vs caballo Cristina-Alicia

Espero que te haya resultado de utilidad. Buena suerte en tu juego de finales de ajedrez y, bueno, ¡recuerda volver y dejar un comentario contando tu experiencia!

 

REFERENCIAS

1 Para quien quiera ver una partida espectacular de Rey Ardid: Tartakower-Rey Ardid, Sitges, 1934 .

Sospecho que pocos chicos y chicas ajedrecistas de Aragón saben que don Ramón nació en Zaragoza y, menos aún, que fue Campeón de España durante 13 años consecutivos, de 1929 a 1942. Personalmente recogí varios premios de manos de su viuda, en el torneo internacional que le brindaba homenaje.

2 Rashid Ziatdinov abre su libro Essential Grandmaster chess knowledge (Conocimientos esenciales del Gran Maestro de ajedrez, Capítulo 1, Introducción: el lenguaje del ajedrez), comentando la posible gran importancia de conocer primero los finales con pocas piezas e ir construyendo de abajo hacia arriba, de lo simple a lo complejo. Primero finales de peones, luego se incorporan poco a poco las piezas menores, finalmente las piezas pesadas, etc.

¿No sería mucho mejor acercarse inicialmente al ajedrez de esta forma? ¿Suena bien, verdad? Probablemente la respuesta sea “depende”.

Por ejemplo, que la mayoría de entrenadores/monitores/profesores de ajedrez hemos enseñado a jugar al ajedrez a niñas y niños de una forma bastante contraproducente (o con una alta probabilidad, desde la perspectiva del funcionamiento del cerebro y cómo aprenden los niños y niñas) lo tengo – casi – por un hecho consumado.  Obviamente, no lo sabíamos – no pensamos en ello, a nosotros nos enseñaron igual; pero dudo hasta dónde esto representa una excusa. ¡pero lo dramático es que muchos monitores, entrenadores, etc. siguen sin saberlo hoy! Ni qué decir tiene que en gran parte del sistema educativo, al menos aquí en España, hay enormes lagunas similares…

En fin, esto sí se puede mejorar y, de hecho, ahora hay libros que acercan el ajedrez a los niños de una forma mucho más natural, en su propio lenguaje.

De la misma manera, hay que plantearse muy bien qué es cierto y qué no en los siguientes párrafos de Ziatdinov. Por ejemplo, para adultos comenzar por los finales de partida podría ser un acercamiento muy interesante, pero ¿qué pasa con los niños y niñas de cortas edades, y la “falta de lógica” de su procesamiento cerebral? ¿no estaremos dejando pasar edades donde la táctica se desarrolla de manera espontánea, mientras su cerebro aún no puede lidiar con ciertos conceptos estratégicos? ¿podría ser aburrido para ellos, que ven como otras chicas y chicos de su edad ya hacen jaques mates muy vistosos?

Ahí van esos interesantes párrafos:

“En ajedrez, la experiencia de los grandes jugadores nos muestra que la lógica es más importante que la memoria. La lógica del ajedrez está basada en reglas simples que cualquiera puede aprender. Es más fácil ver la lógica del juego cuando el material en el tablero ha sido reducido a un pequeño número de piezas. Por lo tanto, es razonable prestar más atención a los finales de partida. Claramente, es mejor conocer las últimas diez jugadas de tu partida que las primeras diez…

La mayoría de jugadores aprenden el juego de una manera acientífica (o no científica). Primero aprenden las reglas básicas – cómo mueven las piezas y los jaques mates básicos -. Después comienzan a aprender algunas aperturas y algunos principios básicos, tales como la importancia del propio desarrollo y el control del espacio central [del tablero]. Entonces, si se lo toman en serio, comienzan a estudiar en profundidad aperturas y, eventualmente, e incluso de mala gana, estudian finales.

Esto es como aprender un lenguaje aprendiendo grandes párrafos y, sólo mucho después, si acaso en algún momento, molestándose en aprender el vocabulario básico y estructuras de oraciones simples. Eventualmente se obtienen algunas competencias, pero la maestría en los matices del lenguaje probablemente nunca se obtendrá, puesto que los malos hábitos tempraneros serán difíciles de superar. La altamente exitosa Escuela rusa de ajedrez toma elenfoque opuesto: comienza con los finales, mediante la enseñanza de los conocimientos fundamentales, y entonces construye sobre estos conocimientos.

El ajedrez es como un lenguaje. Tiene una estructura muy lógica en la cual reglas fundamentales y estructuras se combinan y conectan para crear y explicar incluso las posiciones más complicadas. Y, como un lenguaje, el ajedrez tiene un alfabeto básico y una sintaxis.”

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar