logo

La estrategia profunda de AlphaZero (2): no puedes pasar

Este podría ser un ejemplo concreto de estrategia profunda de Alphazero y su adaptación concreta – táctica – al entorno cambiante de la partida 6. Hablando, claro, de estrategia profunda sobre las posiciones con fianchettos cruzados y el sacrificio de peón en d5.

Antes de seguir, te recuerdo que una explicación sencilla de entender aparece aquí:

La estrategia profunda de AlphaZero (1): versión Alejandro Magno

Partida 6: ¡no puedes pasaaaaaar!

Parece un buen resumen de lo que pasa, o más bien “no pasa”. Así le reta Gandalf al Balrog en Moria, en la peli de El señor de los anillos; y así le retará AlphaZero a Stockfish, o esa impresión da.

17.Ph4

Las blancas intentan Ag5, o simplemente enviar al peón ariete hasta h6, para crear huecos en el enroque negro.

18.Pb3

Las blancas eliminan un posible futuro defensor del enroque negro, o taponador de la columna e: el Ac4. No importa perder varios peones en el camino, si luego pueden reorientarse las piezas blancas hacia el enroque negro.

21.Ae4

Los alfiles blancos se redirigen hacia el enroque negro. En tanto, los caballos negros están muy lejos de él.

23.Ad3

Surge una amenaza concreta: 24.Axg7. Dada la escasez de casillas de escape para la dama negra, Stockfish se ve obligado a avanzar su peón f7 a f6, dejando un “hueco” en g6, y debilitando las casillas blancas.

25.Dg4!

Debido a la posibilidad de jugar el alfil a g6 las negras no podrán poner a jugar sus torres por la columna e. Como resultado, las torres negras tendrán una valor “real” muy escaso, mientras las torres blancas podrán desplegar todo su potencial por la columna e.

Ahora es importante hacer notar que tampoco es sencillo para las negras cambiar una torre. Si 25… Tfe8 26.Ag6

26… Txe1+ 27.Txe1 Df8 28.Dxd7 y también cae el peón de c6, con una clara ventaja del blanco. Tras la captura de dichos peones negros no sería fácil enfrentar maniobras de medio plazo como Ac2 y Df5 (para dar mate en h7), por ejemplo.

26.Te3!

Busca doblar torres en la columna e y entrar en e7. Pero lo más importante es que evita tanto la idea negra Cd6 y Pf5, como Pd5 (que pondría a jugar la torre desde d8, aumentando el valor “real” de ésta).

Por ejemplo: 26… Cd6? 27.Tae1 Pf5 28.Df4 y el toque sobre el Cd6 no permite enfrentar torres en la columna e: las blancas entrarán en la séptima fila.

Y si 26… Pd5? 27.Tae1 Pdxc4

Sigue simplemente 28.Axc4 y luego 29.Te7, ganando.

28.Td1!?

¡No escribas tu estrategia sobre piedra”! Me gusta mucho esta jugada, aunque podría haber otras técnicamente mejores. Sigue evitando, de forma concreta, tanto Cd6 y Pf5 como Pd5. Por el contrario, no le importa que el caballo negro de c5 juegue a e6, ya que podrá ser desalojado de esa casilla con el peón f blanco (Pf4-f5). En cualquier caso, los caballos negros no podrán acceder al flanco de rey.

28… Pd5 lleva a la pérdida de control de la casilla e6, lo cual ahora sí puede ser aprovechado por las torres blancas para volver a doblar y entrar en e7. ¿Por qué con el peón en d7 no era posible? Por algo similar a esto: la torre podía quedar atrapada con el “cierre” del caballo negro en e6.

Es decir, las blancas pueden conseguir esto:

Pero, ojo: antes de realizar la jugada verde merecía la pena tener tres detalles:

1) La entrada con la torre en e7 siempre va a estar ahí, así que podemos postergar el doblaje de torres y entrada si vemos algo mejor. Por ejemplo, Ac2 para Dg6, Tf3 para Axf6, etc.

2) Impedir las ideas buenas del otro es clave. Así 30.Dh5 evitaría que el trasvase Cd6-f7-e5, por el toque con la dama sobre el peón d5.

3) Los peones blancos del flanco de rey pueden contribuir a la apertura de líneas. Combinada con la jugada anterior 30.Dh5, 31.Pg4 puede tener una potencia devastadora. Se busca Pg5 y Tf3, por ejemplo, ganando con rapidez.

De nuevo, las piezas negras del otro lado podrían terminar siendo meros espectadores del proceso.

28… Cd6 también lleva a algo concreto tras 29.Tf3!

Las negras no tienen tiempo ni de Cf7-e5 ni de Pf5, con lo que su idea de pasar un defensor o cambiar un alfil blanco se queda a mitad de camino. Ahora las blancas amenazan 30.Axf6 Pgxf6 31.Txd6 Dxd6 y llegar a algo como lo del diagrama. Este es un ejemplo del desequilibrio que buscan forzar las blancas en algún momento en el flanco de rey:

29.Rg2!

¡Simplicidad! Dado que las negras probablemente necesitarán jugar 29…Ce6 para impedir la entrada de la torre blanca en e7 – Tde1, Te7 – las blancas se preparan para avanzar el peón f2 y expulsarlo. Pero… sin que el rey pueda sufrir “corrientes de aire” por estar en g1:

31.Tde1

Lo siguiente no se dio en la partida, pero es interesante. ¿Qué ocurre si las negras tratan de aumentar el valor “real” de la torre de b8 avanzando el peón a b5?

Simplemente las blancas podrían evitar que la torre negra se active bastante con Pb4 y Pb3. Así 32.Pa3 lo evitaría y tras 32… Pbxc4 33.Dxc4 (por ejemplo) la torre negra carecería de puntos de entrada útiles por la columna b. Por tanto, su valor real apenas habría aumentado.

33.Pf4!

Se busca expulsar al caballo taponador de la columna e y entrar en e7 con la torre. Las piezas negras apenas tienen juego.

35.Te7

Se amenaza la letal 36.Ae8, y mate en g7. Como vemos, se ha creado el grave desequilibrio – 3 atacantes y 0 defensores – en/sobre el enroque negro. Aún con todo, las negras llegan a tiempo de salvar los muebles (al rey, vaya) avanzando Pf5 en el momento justo y cambiando piezas atacantes:

Sin embargo, aún cambiando las damas, las torres blancas tendrán un alto valor real, mientras que las negras no podrán coordinarse ni crear amenaza alguna. En resumen: AlphaZero no ganará por un ataque directo al rey, pero ello ha desembocado en un desequilibrio letal entre actividad de las piezas blancas y negras.

40.g4!?

¡Capturar el peón de c6 habría sido lo esperado en cualquier programa de ajedrez! En realidad, no es demasiado cierto: los programas también hacen esta jugada. El tema básico es que no importa capturar el peón c6 (o al menos ahora): las blancas cuentan con mayoría de peones 3 vs 2 – otro desequilibrio – en el flanco de rey. Así que van a intentar crear con rapidez un peón pasado, además de demostrar que también el valor real (nunca mejor dicho) del rey blanco también será bastante más alto – tras Rf3-g4, etc.) que el del rey negro.

43.Rf3!

Lo dicho: el valor del rey blanco también es alto, debido a la posibilidad de ayudar en el avance de sus peones.

Finalmente se llegó a una situación en la que la dominación de las piezas blancas – y la diferencia de valor – es casi total:

Las blancas ganan con 65.Tc7+ y 66.Pf6, aunque AlphaZero se lo tomó con más calma (jugó 65.Rf4).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar